Cronología anual de las cuevas de Cuba

Por: Pedro Luis Hernández Pérez
Historiador de la Sociedad Espeleológica de Cuba

1514. Primera referencia a la existencia de cuevas en nuestro país cuando Fray Bartolomé de las Casas se refirió a los primeros habitantes de la Península de Guanahacabibes expresó: “…Unos indios que están dentro de Cuba, en una provincia al cabo de ella, los cuales son como salvajes que en ninguna cosa tratan con los de la isla, ni tienen casas, sino están en cuevas de continúo, sino cuando salen a pescar, llamándose guanahatabeyes…"

1792. Dionisio Franco menciona cuevas con restos aborígenes en la sierra de Casas, Isla de la Juventud.

1827. Alejandro de Humbolt publica: Ensayo Político sobre la Isla de Cuba.

1831. Tranquilino Sandalio de Noda reporta el primer hallazgo de una cueva de calor y la presencia de los peces ciegos “Lucífugas”, en una espelunca ubicada en Güira de Melena provincia La Habana, con este descubrimiento del sabio pinareño se adelantaba aún sin conocerlo –pero si muy bien descrito– a las actuales teorías bioespeleológicas relacionadas con este tipo de cavidad.

1835. Nació en Irún, Guipúzcoa, España, Pedro Salteraín y Legarra. Eminente estudioso de la geología y los minerales de Cuba, se destacó como cartógrafo trazando diversos mapas de diferentes regiones de la ínsula. Colaboró con algunos trabajos de Manuel Fernández de Castro.

1840. El español Miguel Rodríguez Ferrer escribió sus descubrimientos de la  existencia de huesos en cavidades a lo largo del río Cuyaguateje.

1847. Félix Fernández de la Maza escribe acerca de las cuevas del Pan de Guajaibón donde menciona la cueva de Canilla refiriéndose a ella como un hallazgo de huesos de cimarrones. (Ver Félix Fernández de Castro. “Descripción de los minerales de Las Pozas y otras Peculiaridades. 1847).

1847. Tranquilino Sandalio de Noda y José María de la Torre publican una descripción del territorio del Mariel enumerando numerosas cuevas locales.

1847. En las Memorias de la Sociedad Económica Amigos del País, se describe la cueva de Urbina en la región de Guantánamo, nombre que recibió esta espelunca en honor al comandante militar del Departamento Oriental Don Cayetano de Urbina, quién inspeccionó la caverna en enero 1844.

1847 hasta 1849. Miguel Rodríguez Ferrer investiga científicamente varias cavernas de la Punta de Maisí, la región de Pinar del Río y otras áreas de Cuba.

1853. Se descubre la cueva de los Círculos de la sierra de Cubitas en Camagüey por Don Pedro Rodríguez y Socarrás.

1863. José Victoriano Betancourt publica su folleto “Descripción de la cueva de Bellamar en Matanzas.

1863. Eusebio Guiteras da a conocer un artículo que intitula ”Guía de la Cueva de Bellamar”.

1863. Don Jacobo de la Pezuela publica sobre múltiples cuevas en su Diccionario Geográfico de la Isla de Cuba.

1864. Manuel Fernández de Castro publica un interesante estudio: “De la existencia de Grandes mamíferos Fósiles en la Isla de Cuba”.

1864. Antonio Perpiña escribió sobre las cuevas de la sierra de Cubitas.

1866. Samuel Hazard visitó la cueva de Bellamar en Matanzas.

1878. José María de la Torre publica en Antigüedades Cubanas en las Memorias de la Sociedad Económica de Amigos del País, “Los Siboneyes acostumbraban a habitar las cuevas y voy a referir algunas de las muchas noticias que he podido reunir. En la hacienda Banes jurisdicción de Holguín, existe una cueva notable principalmente por ofrecer en uno de sus dilatados salones varios peñascos que solo la mano del hombre ayudado por su industria pudiera hacerlos labrado de manera que sirviera para sus usos domésticos” (Revista de Arqueología # 1 Pág. 41 y 52 a la 63. 1938).

1880. Pedro Salteraín y Legarra publicó Apuntes para una descripción físico-geológica de las jurisdicciones de La Habana y Guanabacoa .

1880. Carlos de la Torre y Huerta obtiene por oposición la plaza de ayudante preparador de Física y Química y conservador del Museo de Historia Natural en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana.

1881. Carlos de la Torre y Huerta se graduó de Licenciado en Ciencias Naturales.

1881. Manuel Fernández de Castro publica su obra: Pruebas paleontológicas de que la Isla de Cuba estuvo unida al continente Americano .

1882. Carlos de la Torre y Huerta fue fundador de la Escuela de Artes y Oficios de La Habana como profesor tecnológico. Se trasladó a España para continuar el doctorado en Ciencias Naturales.

1883. Pedro Salteraín y Legarra publicó: Breve reseña de la minería en la Isla de Cuba . Croquis geológico de la Isla de Cuba y un trabajo inédito: “Estudio de la Cueva del Purial”.

1884. Nace Juan Antonio Cosculluela y Barrera, se graduó de Ingeniero Civil en la Universidad de La Habana en 1906. Se consagró a los estudios históricos y arqueológicos, realizando exploraciones y hallazgos de las culturas aborígenes de nuestro país y de las Antillas Mayores. En 1918 publicó: Cuatro años en la Ciénaga de Zapata . En 1925 vio la luz la obra Nuestro pasado ciboney . En 1942 publicó: Prehistoria de Cuba entre otras… Fue miembro de la Academia de la Historia, de la Junta Nacional de Arqueología y Etnología, de la Academia de Ciencias de La Habana, de la Sociedad Económica Amigos del País y de la Sociedad Cubana de Historia Natural “Felipe Poey”, y de la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales.

1884. Carlos de la Torre y Huerta se presenta y obtiene la plaza por oposición en la Universidad de La Habana de profesor de Anatomía Comparada.

1884. Se conoce de una cueva en las elevaciones de Banao, Sancti Spíritus con restos humanos denunciados al sacerdote Andrés Perdigón.

1885. Carlos de la Torre y Huerta ingresa en la Academia de Ciencias de La Habana con un trabajo acerca de los huesos de la cabeza del manjuarí.

1886. Padre Pío Galtes publicó: Breve memoria de los trabajos y estudios hechos en una exploración en Cubitas .

1887. Padre Pío Galtes publicó: Memorias sobre unos fósiles vegetales encontrados en Chorrillo (Puerto Príncipe).

1888. El Dr. Luis Montané encontró piezas dentarias de un simio en una cueva en Boca del Purial, en las Lomas de Banao, Sancti Spíritus. Encontró cuatro cráneos enteros y piezas de tres más y huesos largos, los cráneos no estaban deformados y crearon la confusión acerca del Homo Cubensis mal clasificado por el paleontólogo argentino Florentino Ameghino que en 1910 identificó a las piezas como pertenecientes a un mono no homínido. Conclusiones que fueron desestimadas por científicos de Estados Unidos, pero sólidamente defendidas en 1983 por los paleontólogos cubanos Arredondo y Varona. Pero faltaban evidencias que fueron demostradas casi un siglo después por los miembros del Grupo Espeleológico Pedro Borrás en la Sierra de Galera, Pinar del Río.

1889. Ya se conocía la cueva de Pichardo en la Sierra de Cubitas por la presencia de petroglifos.

1890. Dn Carlos de la Torre y Huerta explora en Maisí las cuevas ya visitadas por Miguel Rodríguez F.

1890. El coronel Fernando García y Grave de Peralta realizó exploraciones arqueológicas en cuevas de La Habana y Oriente. Entre Río Seco Güines y  San Nicolás encontró en un campo arado próximo al  ingenio Guadalupe una Piedra de Rayo. (Revista de Arqueología # 1 1938).

1892. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Observaciones Geológicas y Paleontológicas en la región Central de la Isla”.

1892. El coronel Fernando García y Grave de Peralta en exploraciones realizadas en la Zona de Minas provincia Habana encontró cerca del tejar de Don Juan Padrón y Don Pablo Pérez y García restos de un taller de silex y en los alrededores del caserío de Cayo Hueso Minas La Habana al sur de la estación, una anciana encontró una Piedra de Rayo.

1893. Pedro Salteraín y Legarra fallece a la edad de cincuenta y ocho años.

1893. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Geología de la Región de Las   Villas”.

1894. Padre Pío Galtes publicó en Barcelona: “Diccionario Etnográfico Antropológico” y “El Camagüey” que es su obra más importante.

1895. Manuel Fernández de Castro fallece en España a la edad de setenta años.

1895-1896. Mariano Corona montó en una cueva de Pinares de Mayarí la Imprenta del periódico “El Cubano Libre”.

1895-1896. Existió la cueva de la Enfermería en Meseta Roja dirigida por el General Aguirre en San José de las Lajas, considerada que fue convertida en Hospital de Sangre.

1899. Viene a Cuba Mr. Stewart Culin buscando una tribu de indios salvajes la cual no encontró pero si estudió varias cuevas en Bomá, Baracoa, Barigua y Pueblo Viejo.

1899-1902. El superintendente de escuelas Alexis Frye introdujo en la enseñanza primaria el estudio de la Geografía de Cuba.

1899-1902. El ejército de ocupación levantó un mapa de reconocimiento de curvas de nivel a la escala de 1: 62 500.

1908. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Hallazgos Fósiles en Pinar del   Río”.

1909. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Excursión Científica a Viñales”.

1909 y 1910. Carlos de la Torre y Huerta hace los descubrimientos de Ammonites en la zona de Viñales, Pinar del Río, que va a determinar la existencia de rocas jurásicas en Cuba. Publica: Sobre Ammonites Fósiles en Pinar del Río.

1910. Fue reportada por primera vez la cueva de Punta del Este por el náufrago norteamericano Feerman P. Lane

1910-1911. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Investigaciones Paleontológicas realizadas en la Sierra de Viñales y Jatibonico”.

1911. Muere Padre Pío Galtes a la edad de 67 años, en Sabadell, España.

1911. Carlos de la Torre y Huerta publica: ”Excursión Científica a Pinar del Río. Descubrimiento de Ammonites del Período Jurásico en Cuba”.

1911. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Excursiones a la Sierra de Jatibonico. Osamentas f ósiles del Megalocnus rodens”.

1911. Carlos de la Torre y Huerta publica: “Nuevos Fósiles de Cuba”.

1912. Carlos de la Torre y Huerta es nombrado Doctor Honoris Causa de la Universidad de Harvard.

1913 a 1917. José A Cosculluela expone sobre las cuevas de Zapata en su libro “Cuatro Años en la Ciénaga de Zapata”.

1914. Teodoro de Boy representando al Museo del Indio Americano visita la región de Maisí.

1915. Llega a Cuba Mark Raymond Harrington de la Foundation Heye. Exploró las cuevas de Santiago de Cuba y de Baracoa. En

1921 escribió el libro “Cuba Before Columbus”. Explora la cueva del Agua de la Patana, donde encontró petroglifos y un semí o ídolo de 1.23 m. de altura. Se encontraron restos de alimentos y astillas de silex del preagroalfarero.

1917. C. N. Agenton da a conocer su obra “Guano de murciélago en Cuba”, donde reporta cuevas de la Isla de Pinos, la cueva del Indio en la finca Buenavista de Bacunagua, Pinar del Río, con 1 180 m de dimensión, entre otras cuevas con potencial de guano de murciélago para la explotación agrícola como abono orgánico.

1917. Thomas Barbour en su libro “A Naturalist in Cuba” da a conocer varias  visitas a cuevas de Madruga, Alacranes y Cojímar.

1917. El ingeniero Juan M. Plana explora junto al Hermano León, la cueva del Cura o del Padre, en Jaruco.

1918. La Santaclareña América Ana Cuervo y Barrena se trasladó a la ciudad de Pinar del Río  donde se graduó de bachiller en ciencias y letras en el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza de Pinar del Río, graduándose de doctora en Ciencias Naturales, Farmacia y Ciencias Físico-Químicas en la Universidad de La Habana. En 1918 realizó pruebas de oposición en la cátedra de Ciencias de la Escuela Normal de  maestros de Pinar del Río  y luego es nombrada por oposición profesora agregada de la cátedra de Geología y Paleontología de la Universidad de La Habana en 1947. Entre sus trabajos se encuentran: “Estudios de  Erizos Fósiles de Pinar del Río” y  “Nueva Especies de Ictiosaurios cubanos”.

1919. Regresa a Cuba Mark Raymond Harrington de la Foundation Heye. En esta ocasión exploró las cuevas de Viñales y Guane en Pinar del Río. En la zona de Guane estuvo en el Hoyo de Valteso, El Pesquero (Cueva de los Indios), Los Portales, la cueva del Santico, la de los     Murciélagos y de Las Cenizas. En el Cabo de San Antonio recorrió cueva Contreras y cueva Funche y finalmente en Viñales la cueva de Los Santos y la cueva de San Vicente.

1919. Arriba a Cuba Eigenmann quién exploró las cuevas del barrio de las Cañas en Artemisa, La Habana.

1920 o 1922. En este año arriba Don Fernando Ortiz por primera vez a Punta del Este, dando a conocer las pictografías precolombina de lo que fuera llamada la capilla sixtina del arte rupestre cubano. También aparecieron utensilios y artefactos del llamado Siboney.

1933. Al regreso de Carlos de la Torre y Huerta -del destierro por la tiranía de Machado- ocupó la plaza de técnico y profesor Eméritus de la Universidad de La Habana hasta su muerte.

1937. El Dr. René Herrera Fritot levantó el plano y fotografías de la cueva de Punta del Este. Se dibujaron sus expresiones rupestres.

1943. Antonio Núñez Jiménez descubre las cuevas de Seboruco donde encontró múltiples entierros aborígenes con cráneos no deformados y grandes cuchillos de silex. (Cultura Mayarí).

1946. Eladio Elso descubrió el sitio arqueológico La Dolina sitio habitacional Preagroalfarero, al parecer en una expedición realizada a finales de año por la Sociedad Espeleológica de Cuba donde participaron además Antonio Núñez Jiménez, Arturo Díaz García entre otros y se visitó además cayo Fragoso, cayo Lucas y cayo Salinas.

1951 y 1955. Dr. Herbert Lehmann director del Instituto Geográfico de la Universidad de Frankfurt realizó sendos viajes a Cuba en dichos    años, donde realizó estudios de la topografía cársica en Pinar del Río, entre sus aportes se encontraron la presencia de fósiles de Trigonia que determinó como correspondientes al pre-oxfordiano la edad de las Alturas de Pizarras que rodean Viñales. De su estancia en Cuba publicó: Karstmorphologishe, Geologische und Botanische Studien in der Sierra los Organos, auf Cuba 1956, entre otras…

1956. Antonio Núñez Jiménez explora la cueva de Pichardo en Sierra de Cubitas donde estudia los petroglifos en rojo y negro y descubren la presencia de burenes (cultura subtaína)

1960. Manuel Rivero de la Calle publicó el folleto, Deformaciones craneales de los aborígenes de Cuba.

1961. Manuel Rivero de la Calle descubre los petroglifos de Cueva de Ambrosio

1965. Manuel Rivero de la Calle y YirI Kunkla realizaron excavaciones en la cueva de Lamas en la sección oeste del salón de la cavidad, localizando restos humanos muy fragmentados. En esta cavidad han aparecido restos paleontológicos como Megalocnus, y el Desmodus o murciélago Vampiro.

1965. Se reiniciaron los trabajos de exploración subacuática explorándose el sifón de la cueva del Túnel de la región de Caguanes y la cueva submarinas número 1 de Boca de Jaruco.

1966. Ernesto Tabío y Estrella Rey publicaron el libro: Prehistoria de Cuba. Academia de Ciencias de Cuba, La Habana.

1966. Se efectúan los estudios subacuáticos de la cueva Infernal en las cercanías a la ciudad de Matanzas, la cueva de los civiles en la costa de la Bahía de Matanzas. Así como la primera exploración de este tipo en la cueva de Juanelo Piedra a la cual se le estudiaron 175  metros.

1967. Se estudió sub-acuáticamente la cueva de la Jijíra, costa norte de La Habana, también en este año se exploró por vez primera Poza Redonda en Guanahacabibes.

1968. Se exploró sub-acuáticamente en la caleta de Carapachibey Isla de Pinos la entrada de una cueva submarina que sirve de desagüe a la ciénaga interior de esa región, separada del mar por una franja caliza.

1969. Fueron estudiadas sub-acuáticamente un total de diez cuevas en la región de Astón, Artemisa, entre ellas la cueva de Los Pérez de unos 30 metros de profundidad. Este año también fue explorada en la región oriental de Cuba: cueva de la Colorada del Masó con un sifón de cinco metros de longitud que separa dos salones.

1970. Comenzaron los trabajos sub-acuáticos de la cueva de La Pluma en Matanzas con 20 metros de profundidad, desde donde parten varias galerías y se estudió el lago freático de la cueva del Perjuicio en Guanahacabibes.

1970. Antonio Núñez Jiménez publicó: El sistema subterráneo de Cayo Caguanes. Serie Espeleológica y Carsológica, La Habana. Academia de Ciencias de Cuba.

1970.  Ángel Graña González publicó: Sistema subterráneo de Punta Judas. Serie Espeleológica y Carsológica. La Habana. Academia de Ciencias de Cuba.

1970. Milton Pino trabajó los materiales procedentes de cueva Funche, haciendo estudios volumétricos, que según el Dr. Enrique Alonso fueron los más completos realizados hasta ese momento. Trabajo que presentó ese mismo año denominado: “Estudio de la dieta de los    aborígenes del sitio cueva Funche”. Serie Espeleológica y Carsológica # 12. Academia de Ciencias de Cuba. La Habana.

1973. El Dr. José Manuel Guarch presentó el estudio: “El Taino de Cuba”.

1973. Miembros del Grupo Guaniguanico y el Dpto. de Arqueología de la Academia de Ciencias de Cuba en Pinar del Río realizaron excavaciones en la Cueva de la Pintura.

1974. Enrique Alonso arqueólogo de la provincia de Pinar del Río y miembro del Grupo Espeleológico Guaniguanico, trabajó durante este año en el procesamiento del material excavado en cueva La Pintura, practicando estudios referentes al método volumétrico por el pesaje del hueso que más se repita, para clasificar la especie y los volúmenes de carne aproximado consumido por los aborígenes de acuerdo a las evidencias arqueológicas.

1980-1983- El grupo espeleológico Humboldt de Matanzas estuvo compuesto por los siguientes miembros:
Sergio Gallardo Fandino                           Director
Zenen Lorenzo Salgado                            Sub director
Lic. Edilio Estopiñan Sánchez                  Tesorero
Dr. Luis Toribio Suárez                               Relator
Pedro Pérez Miranda
Rubén Hernández Ramos
Julia Domínguez Fleitas
Doris Alfonso Salazar
Iran Medina Camacho
Julio Blanco Cáceres
Luis E. Romero
Carlos Palli Cabaleiro
Félix Alfonso Hernández
Abel Hernández Abreu
Daniel Domínguez Fleitas
Jorge Barbadillo Ulloa
Marisel Martínez Marrero
Rebeca Fajardo Iglesias
Alejandro Corvo Díaz
Alina Fajardo Iglesias
Yaniset Iglesia Castro
Rafael Tundidor González Quevedo
Aníbal González Navarro

Miembros Honorarios

Manuel Rivero de la Calle
Heriberto Martínez González
Leonel Pérez Orozco.
Este grupo editó en 1983 el Boletín – 4 con un trabajo acerca de la contaminación de los gases de la ciudad de Matanzas, trabajo de alto valor ecológico.

1982. El Grupo Espeleológico Caguanes de Sancti Spíritus, descubrió el sitio arqueológico solapa de Pico de Loro. Pequeña solapa al oeste-noroeste del cayo a 5 metros altura sobre el nivel medio del mar, y a 50 m del mar. Tiene un área de 12 m2. Es un sitio de enterramientos con restos óseos y de alimentos, huesos de reptiles y moluscos.

1983-1988. Durante 5 años miembros del grupo Pedro Borrás han estudiado el grupo insular del norte de Sancti Spíritus conocido como Cayo de las Piedras, realizando valiosos aportes al conocimiento de las cuevas de la región. El Lic. Francisco Fernández Martínez y el buzo Humberto Victorero Sarduy realizaron el estudio conocido como: Exploración y caracterización de la cueva “La Aguada de La Reina”, de cayo Aguada. Trabajo donde describe las características físico-geográficas de la región, su arqueología y detalles de la cueva inundada.

1985. Manuel Rivero de La Calle publicó: Nociones de anatomía aplicada a la Arqueología. Edit. Científico-técnica. La Habana.

1985. Mario Domínguez y Francisco Fernández miembros del grupo geoespeleológico “Caribe”de la Sociedad Espeleológica de Cuba, confeccionan el trabajo metodológico: “Metodología inicial para la realización de estudios geoespeleomorfogenético de las cavernas”. Trabajo que recoge la aplicación en la espeleología de elementos metodológicos de la geografía física.

1986. Mario Domínguez y María del Pilar, miembros del grupo Geoespeleológico Caribe de la Sociedad Espeleológica de Cuba, Julio Díaz Sosa y José Mateo miembros ordinarios de la Sociedad Espeleológica de Cuba,  realizan el trabajo: “Metodología inicial para el estudio de los paisajes subterráneos”. Magnífica adecuación de las metodologías de trabajo de la geografía física a la espeleología.

1986. Ramón Dacal Moure y el Dr. Manuel Rivero de la Calle, publicaron la magnífica obra: Arqueología aborigen de Cuba. Edit. Gente Nueva, La Habana.

1986. El Grupo Espeleológico Ernesto Tabío realizó en este año el trabajo:
“Métodos de estudios experimentales aplicados a la dieta aborigen”. Abordando el valor nutritivo de la dieta aborigen, este trabajo fue realizado por Noel Rojas, Roberto Bermúdez, Dania Allende y Vivian Sánchez.

1987. Juan M. Guarch publicó el libro: Arqueología de Cuba. Métodos y sistemas. Edit. Ciencias Sociales, La Habana.

1987. Roberto Gil y Eduardo Aguiar, miembros del Grupo Espeleológico Marcel Loubens publicaron en la Revista Fonotécnica # 1 de este  año, el artículo “Luces en la fotoespeleología I”, que expone el valor y la posición de las luces para la obtención de una fotosubterránea de   calidad.

1988. El eminente geólogo Manuel Iturralde Vinent –espeleólogo desde  1959– definió en este año, por primera vez, la teoría de que “Bahamas se fragmentó en diversos bloques durante el jurásico (150 millones de años), a lo largo de lo que se dio en llamar el Mediterráneo americano, o sea, la línea de rompimiento de un gran supercontinente llamado Pangea.

1990. El Grupo Espeleológico Trocha, Ciego de Ávila y el Grupo Espeleológico  Alejandría de Güines, Prov. Habana, realizan estudios Históricos-Arqueológicos en el mogote de Juan Alonso, entre Pons y Cabeza pueblos, donde encontraron un sitio arqueológico alterado por la extracción de guano de murciélago, y buscadores de tesoros, aquí existe la leyenda que el Lugarteniente General Antonio Maceo había dejado enterrado en esta cavidad un tesoro. Aún a pesar de la degradación los espeleólogos pudieron identificar un sitio funerario donde encontraron: 7 fragmentos de bóvedas craneanas, 2 maxilares superiores, 10 dientes, 4 costillas, 1 clavícula, 7 huesos largos, 8 vértebras, 2 huesos sacro, todo al parecer proveniente de dos individuos de nuestros aborígenes de preagroalfarero o de filiación   mesolítico medio.